El enigma del ferrocarril Viking, 2003-2014

VIKING_Page_11

Hace casi tres años, en enero de 2012, Eurasian Hub publicaba la traducción al español de un artículo de Nicklas Norling, del Central Asia-Caucasus Institute dedicado a explicar la importancia del ferrocarril Viking. Por entonces, poco más se había publicado sobre ese fundamental  corredor de transportes que vehiculaba la muy estratégica conexión entre los países del mar Báltico y los del mar Negro,  inaugurado en 2003.  El potencial de ese corredor era formidable, porque además formaba parte de la red logística destinada a abastecer el esfuerzo de guerra de la ISAF en Afganistán. Finalmente, llegó la guerra a Ucrrania, en la primavera de 2014, y las últimas huellas del corredor Viking y de toda la conexión Báltico-Mar Negro se difuminaron todavía más, colisionando con el proyecto eurasiático impulsado por Putin ¿Qué había sucedido?

En su artículo: “Ferrocarril Viking: ¿corredor o interfaz? Limitaciones técnicas de ambiciones estratégicas”, Pablo Martín analiza la trayectoria del proyecto, que tenía y tiene una vis comercial y otra estratégica, y cómo las limitaciones tecnológicas  y las realidades geográficas han terminado por poner al corredor ferroviario Báltico-Mar Negro en un difícil posición: “En realidad es una historia de intereses no confluyentes, víctimas del determinismo histórico y también geográfico que fue convirtiendo el ámbito Báltico-Mar Negro en una interfaz entre el ámbito europeo y el euroasiático, sirviendo más a los intereses rusos que los europeos”.

Ahora puedes descargarlo en el primer número de Tiempo Devorado

l

Advertisements